Es un trámite que se realiza cuando fallece una persona que cobra una Asignaciones Familiares y tiene períodos pendientes por cobrar.

En este caso, los herederos legales pueden solicitar el pago de las mismas a través de la sucesión.