Rehabilitación de beneficio

Un beneficio previsional puede darse de baja por diversos motivos, por ejemplo porque se ha suspendido el pago durante 12 meses, porque alguien que cobra jubilación por invalidez retorna al trabajo o porque se considera que luego del reexamen médico un beneficiario está capacitado para trabajar, etc.

Documentación

El titular solo deberá presentar el DNI para realizar el trámite.

Si lo hace un apoderado:

  • DNI del titular y del apoderado.
  • Certificado de supervivencia con una antigüedad no mayor a 5 (cinco) días corridos si el titular reside en Argentina.

Si el titular reside en el exterior:

  • Certificado de supervivencia con una antigüedad no mayor a 60 (sesenta) días corridos y extendido por el Consulado Argentino del país de residencia con sello de apostilla de La Haya o certificación del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto argentino.

Además, deberá realizar la activación presentando el reclamo a través de un apoderado o representante de la entidad habilitada para el pago. Si el apoderado es un banco, deberá agregar el certificado de supervivencia del jubilado o pensionado, extendido por el Consulado Argentino del país de residencia.

Cómo realizar el trámite

El trámite es presencial, con turno y debe realizarlo únicamente el titular, curador, tutor o apoderado.

1

Acreditación de datos

Es necesario contar con la información del titular y su grupo familiar registrada en las bases de ANSES. Podés consultar en Mi ANSES si tu información está actualizada, si sólo necesitás modificar tus datos de domicilio y contacto (teléfono y correo electrónico) podés hacerlo en línea o llamando al 130.

2

Sacá turno

Si tenés tu beneficio dado de baja sacá turno como “Rehabilitación de beneficio” y presentate con la documentación necesaria para que se evalúe tu situación.