Cambios en la Asignación Universal por Hijo y Asignaciones Familiares

Según lo dispuesto por el Decreto 840/2020 se aplican los siguientes cambios en la Asignación Universal por Hijo y las Asignaciones Familiares.

 

Asignación Universal por Hijo

Se da por cumplida la presentación de las Libretas 2019 y anteriores. Gracias a esta decisión, de carácter excepcional por la emergencia sanitaria, no hace falta acercarse a la ANSES para hacer ningún trámite.

Todos los titulares cobran en diciembre de 2020 el 20% acumulado. Esta medida alcanza a más de 4 millones de niños y niñas a los cuales les corresponde el 20% acumulado de la Libreta 2019 y a los 146.527 niñas y niñas de hasta 4 años de edad que cobrarán los complementos de la Libreta 2018.  

Se elimina el tope máximo de hijos e hijas por familia. A partir de esta modificación todos los hijos e hijas menores de 18 años de familias que cobran la AUH van a estar cubiertos. Esto permitirá incluir a más de 15.000 chicos y chicas.

Se reduce a 2 años el requisito de residencia legal en el país para el cobro de la Asignación Universal. Esta medida se aplica cuando todos los integrantes del grupo familiar sean extranjeros. Esta medida permitirá ampliar la cobertura a casi 14.000 niños/as.

Se habilitó un formulario en las oficinas de la ANSES para solicitar la reincorporación a la Asignación Universal. Aplicará para los y las titulares de las niñas, niños y adolescentes que estén suspendidos por no haber presentado la Libreta de 2017 o de años anteriores. Para hacer el alta, deberán acercarse a la ANSES con turno previo y con los DNI de los menores.

 

Asignaciones Familiares

Se elimina el mínimo de ingresos para el cobro de asignaciones familiares. Esto permitirá que más de 46.000 hijos/as de trabajadores y trabajadoras se incorporen a la seguridad social.

Trabajadores y trabajadoras monotributistas no perderán las asignaciones familiares por atrasarse en el pago de las cuotas. Gracias a esta medida más de 210.000 niños y niñas seguirán cubiertos por el Estado Nacional, ya que el derecho a las asignaciones familiares no queda sujeto a los vaivenes de la economía.

Se suprime el control de los aportes patronales. Antes de la modificación, ANSES requería y controlaba que el empleador hubiese efectuado los aportes correspondientes. Si la empresa se atrasaba en el pago, el trabajador no cobraba las asignaciones familiares. A partir de ahora, ese control se elimina para que el derecho no se pierda.

 

Otras medidas que impactan en 2021

Se elimina la declaración jurada del adulto responsable. Previamente se requería que los titulares de la Asignación Universal por Hijo confirmaran todos los años que se desempeñaban en el sector informal o se encontraban desocupados. A partir de ahora esta información se recabará en forma automática, sin necesidad de generar un trámite a los titulares.

Se optimiza el cruce de información entre organismos públicos. Junto con el Ministerio de Salud y el Ministerio de Educación se busca acreditar en forma automática los controles anuales de la Asignación Universal y de esa manera evitar traslados y pérdidas de tiempo innecesarias.

No se suspenderá la Asignación Universal por no presentar la Libreta. Con esto se garantiza el carácter alimentario de la Asignación Universal. La falta de acreditación de los controles sanitarios, de vacunación y de escolaridad afectará solo al complemento del 20%, pero nadie dejará de cobrar el 80% mensual.

Se modificará la operatoria para cobrar el 20% acumulado (Libreta 2020). Se hará en forma excepcional mediante una declaración jurada que implementará la ANSES.

Ampliación del alcance del formulario “Madres”. La Asignación Universal y las Asignaciones Familiares podrán pagarse al padre, a la madre o, cuando medie acuerdo entre ambos, a los hijos e hijas mayores de 16 años o a un tercero.