Trabajadores

Desde el año 2008, la Argentina cuenta con el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA). Este régimen previsional es público, solidario e integral, es decir que sus prestaciones son financiadas a través de recursos provenientes, en gran parte, del pago de aportes previsionales y contribuciones que realizan los trabajadores en actividad.

Todos los trabajadores en relación de dependencia realizan un aporte del 11% de su remuneración mensual,  que le permitirá, entre otras cosas, el cobro de su jubilación futura.

Los trabajadores también gozan además de otros beneficios que otorga la ANSES: el cobro de las Asignaciones Familiares, Prestación por Desempleo en caso de ser despedido, entre otros. 

El régimen previsional público, administrado por la ANSES, cuenta con el respaldo del Estado Nacional.