Noticias

17. 05. 2017

La ANSES informa

Con relación al fallo de la Sala II de la Cámara Federal de la Seguridad Social (CABA), la ANSES informa sobre la posición del organismo en relación al caso CALDERALE LEONARDO GUALBERTO c/ANSES s/REAJUSTES VARIOS (Expediente Judicial 17477/12 – JFSS2. COORDINACIÓN REAJUSTES Y EJECUCIONES “B”). 

Al asumir la gestión en diciembre de 2015, más de 322.000 jubilados debían abonar el impuesto a las ganancias. Hoy ese número se redujo exclusivamente a quienes perciben los ingresos más altos, alcanzando únicamente a 100.535 jubilados, sobre un total de 6,5 millones.

El fallo dictado por la Sala II de la Cámara Federal de la Seguridad Social (CABA) resulta aislado y va en contraposición a cuanto ya ha resuelto la Corte Suprema sobre la materia. Apunta a un sector reducido de la sociedad que percibe remuneraciones elevadas: por encima de los $38.364.

La Sala declaró exentas del impuesto a las ganancias las sumas retroactivas que se reconocieren en favor del titular, como consecuencia de la sentencia recaída en el proceso de reajuste de haberes.

Asimismo resolvió declarar la inconstitucionalidad del art. 79, inc. c) de la Ley 20.628 (Decreto 649/97) y del art. 115 de la Ley 24.241, en la medida que al practicarse la liquidación del haber mensual, éste supere el mínimo no imponible tornándose pasible de tributar el impuesto a las ganancias (ley 27.346). 

Es de destacar que esta cuestión del impuesto a las ganancias sobre sumas retroactivas derivadas de reajustes de haberes no resulta jurisprudencialmente unánime, existiendo diversos fallos de distintos tribunales e incluso de la propia Corte Suprema que abordan la cuestión con fundamentos y resoluciones diferentes. 

El fallo se funda en que de admitirse la retención del impuesto, se estaría configurando una doble imposición. Esto es incorrecto puesto que los aportes personales que se retienen del salario a los trabajadores se deducen como gastos de la base imponible del impuesto a las ganancias, conforme lo dispuesto en los artículos 80 y 81 inciso d) de la Ley de Ganancias. Por otra parte, no se trata de un único rendimiento sino que hay dos ingresos distintos, que además se verifican en distintos espacios temporales.

Resulta determinante también señalar que en el caso DEJEANNE, Oscar Alfredo c/ AFIP s/ amparo, en 12/2013 la CSJN se pronunció de la siguiente manera: “Cabe revocar la sentencia que hizo lugar a la acción de amparo y declaró la inconstitucionalidad del art. 79 inc. c) de la ley 20.628- en cuanto alcanzó con el impuesto a las ganancias los haberes jubilatorios de los actores, pues los montos cobrados por ello en virtud de sus respectivas jubilaciones son susceptibles de ser encuadrados sin dificultad dentro de los cánones de dicha ley y la configuración del gravamen decidida por el legislador involucra una cuestión ajena a la órbita del Poder Judicial, a quien no compete considerar la bondad de un sistema fiscal para buscar los tributos que requiere el erario público y decidir si uno es más conveniente que otro, sino que solo le corresponde declarar si repugna o no a los principios y garantías contenidos en la Constitución Nacional”.

Como consecuencia de lo expuesto, una vez debidamente notificado el organismo, el fallo será apelado por la ANSES interponiendo el respectivo recurso extraordinario por ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación.