La Presidenta anunció un aumento y una ampliación del régimen de Asignaciones Familiares

La presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, anunció hoy una ampliación en el régimen de las Asignaciones Familiares (AAFF) por Hijo, con el fin de lograr que la asignación llegue a las familias que realmente lo necesitan y amplía la cobertura de esta asignación.

A partir de mañana, las AAFF aumentarán un 25,9%, por lo que el monto que perciben los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo y por Embarazo pasará de $270 a $340 y para Hijo con Discapacidad de $1080 a $1200. Asimismo, se establece un nuevo tope para percibir las Asignaciones Familiares, en donde la suma de los ingresos del padre y la madre no podrán superar los $14.000 (hasta $7000 por cada uno). Se crea un nuevo rango para quienes no percibían AAFF ni podían deducir impuestos de ganancias.

Quienes antes no percibían Asignaciones Familiares ni podían deducir del Impuesto a las Ganancias, ahora estarán cubiertos. Todos los grupos familiares del país recibirán un beneficio por hijo, ya sea recibiendo la asignación familiar o deduciendo del impuesto a las ganancias. Aquellos grupos familiares que perciban haberes brutos superiores a los $14.000, pueden deducir hasta $7200 anuales por hijo.

Participó también del anuncio, el Director Ejecutivo de ANSES, Diego Bossio, entre otras autoridades nacionales. 

La Presidenta destacó que “una asignación familiar es una protección que se le asigna a la familia y, fundamentalmente, a nuestros chicos”. Y añadió que “si el estado hace un esfuerzo en momentos de crisis global, lo hace para sostener a los sectores de mayor vulnerabilidad porque lo necesitan”.

Por su parte, Bossio sostuvo: “La Asignación Universal por Hijo es el Programa de transferencia de recursos condicional más importante e inclusivo de América Latina. Con estas medidas, se logra la universalización de la Seguridad Social, lo que demuestra a un Estado presente, que brinda beneficios para los hogares con menos ingresos”, manifestó el funcionario.

Además, el titular de ANSES agregó: “de esta manera, se eliminan inequidades regresivas del sistema, posibilitando que el Estado proteja a  todos los trabajadores argentinos y tornando más progresiva a las asignaciones familiares”